10 octubre 2011

Musée National Collection Schlumpf



Située à Mulhouse en Alsace, la Cité de l’Automobile -
Musée National - Collection Schlumpf - est le plus grand musée automobile du monde. Visitez ce musée exceptionnel créé par Fritz Schlumpf, récemment modernisé et agrandi, qui s’étend sur plus de 25 000 m². Découvrez avec une visite audioguidée 400 modèles historiques, de prestige ou de course, qui racontent l’histoire de l’automobile, dont les fameuses Bugatti Royales.
Des animations tous les jours pour les familles. Un grand musée, une grande collection, un grand moment !

Este Museo esta situado en Mulhouse en la region Alsaciana. La Cité de L`Automobile-Museo National-Collection Schlumpf-es uno de los museos del automovil más grande del mundo,creado por Fritz Schlumpf restaurado y aumentado su tamaño recientemente a 25.000 metros cuadrados. Se puede hacer una visita con un audio-guia drisfrutando de mas de cuatrocientos modelos distintos que muestran a grandes rasgos la historia del automovil se puede drisfutar de la mayor cantidad de Bugatti-Royal jamas espuesta. Un gran museo y una gran colección que el que la visita jamas se olvidara. HISTORIA El Museo Nacional del Automóvil (en Francia) está constituido esencialmente por la colección personal de los hermanos Fritz y Hans Schlumpf. En 1935 estos emprendedores suizos del cantón de Saint-Gall llegan a la ciudad francesa de Mulhouse con dos objetivos prácticamente utópicos: controlar la industria textil de Alsacia y con sus beneficios, hacer realidad su sueño de infancia, adquirir la mayor colección de coches históricos del mundo. Poco a poco y ante el asombro de banqueros e industriales, irán comprando fábricas y sociedades hasta convertirse, a mediados de los años cincuenta, en los máximos exponentes de 'la aristocracia' textil francesa. Cité de l`Automovile- Musée National- Collection Schlumpf Al mismo tiempo y en secreto, habían ido invirtiendo gran parte de sus ganancias en conseguir todos los coches 'de museo' que salían a la venta, especialmente los de origen europeo y muy en particular los míticos Bugatti. En 1965, después de hacerse con la colección privada de Ettore Bugatti y contar ya con más de cien coches de esta marca, deciden transformar una de sus fábricas textiles en su museo particular del automóvil. Encargan 500 farolas similares a las del puente de Alejandro III para decorar el inmenso espacio y en cerca de 20.000 metros cuadrados colocan en secreto su tesoro, que sólo mostrarían a sus invitados de honor. El gasto es tan descomunal que en 1971 presentan una suspensión de pagos que desembocaría en la huida de la familia Schlumpf a Suiza y la subsiguiente ocupación de la fábrica por los obreros, que no tardarían en descubrir la impresionante colección. Inmediatamente la abren al gran público, aunque ante la imposibilidad de gestionar de forma profesional este legado que el gobierno francés declara Monumento Nacional en 1978, los sindicatos deciden venderlo a la Asociación Propietaria del Museo Nacional del Automóvil que se crea a propósito. Desde entonces el museo ha experimentado varias transformaciones, habiéndose reinagurado por última vez en marzo de 2000.
xuacutorres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...